Magacín digital de cultura contemporánea
AÑO 14 - Domingo, 15 de Diciembre de 2019 16:54 Madrid (Spain-Europe)
Se debatirá en el MUSAC el 18 de septiembre entre las 12.00 y las 15.00 h.
'Remanentes de la modernidad' analiza la trascendencia del movimiento moderno en la ciudad latinoamericana
Además, como parte de la muestra Para ser construidos se presenta la obra Reacción en cadena con efecto variable, de la artista Carla Zaccagnini, una escultura interactiva que se situará de forma permanente en una de las zonas ajardinadas de la plaza del MUSAC.
Compartir
Miércoles, 15 de Septiembre de 2010   León, España,
MUSAC organiza el 18 de septiembre una mesa redonda con la participación de los arquitectos Juan Herreros y Alejandro Hernández, el Comisario y Crítico de arte Cuauhtémoc Medina, el artista Alexander Apóstol y María Inés Rodríguez, Conservadora Jefe del museo, para analizar la trascendencia del movimiento moderno en la ciudad latinoamericana. Bajo el título Remanentes de la modernidad, la mesa se programa en relación a la exposición Modernidad Tropical o cómo hacer que el lobo feroz no destruya la casa de papel y tendrá lugar entre las 12.00 y las 15.00 h.

Paralelamente, a partir de las 5 de la tarde se presenta, como parte integrante de la exposición Para ser construidos del Laboratorio 987, la instalación Reação em cadeia com efeito variável de la artista residente Carla Zaccagnini. Esta obra, una parque de columpios que alude metafóricamente alude al sentido de comunidad y al trabajo colectivo, y que por su propia naturaleza incumple con el ritmo de la muestra se presenta durante el transcurso de la misma, y con el espacio, ya que no se ubica en el interior de la sala, sino en una de las zonas verdes del museo, permitiendo aportar una nueva dimensión social a este espacio cuya función hasta ahora era exclusivamente paisajística.

Remanentes de la modernidad
El 18 de septiembre se celebra la mesa redonda Remanentes de la Modernidad con la intención de explorar desde posiciones críticas y analíticas el movimiento moderno en Arquitectura así como sus consecuencias sociales en la ciudad contemporánea latinoamericana. La mesa redonda contará con la participación de los arquitectos Juan Herreros (Profesor Titular de la Escuela de Arquitectura de Madrid y fundador del Estudio Ábalos y Herreros) y Alejandro Hernández (Arquitecto y Profesor de las Universidades Iberoamericana y Anáhuac, México DF), el crítico de arte Cuauhtémoc Medina (México), el artista Alexander Apóstol (Barquisimeto, Venezuela) y María Inés Rodríguez, Conservadora Jefe de MUSAC

El Movimiento Moderno reivindicó su deseo de universalidad y más que un estilo o una manera de hacer, quería representar una evolución racional de los periodos precedentes y una solución ética para la sociedad industrial. En ese sentido, Latinoamérica, desde finales de los años veinte se convirtió rápidamente en terreno propicio para aplicar los ideales que este movimiento encarnaba. Poco a poco se fueron adaptando teorías y modelos hasta lograr que cada país generara sus particularidades determinadas en función del clima, los materiales y las características propias de cada región. Para los gobiernos de Venezuela, Brasil y México en donde el movimiento se desarrolló a gran escala y a pesar de las diferentes tendencias políticas que cada uno representaba, el Movimiento Moderno se convertiría en una herramienta apropiada para promover la imagen de países camino hacia la "modernidad". Otros países seguirían el ejemplo, algunos en menor grado en función de las economías locales, pero todos pretendiendo utilizarlo para simbolizar a través de la arquitectura y el urbanismo, el refinamiento, el avance tecnológico y una prosperidad económica que les permitirían si no pasar a la historia, por lo menos pretenderlo.

Hasta el próximo 12 de octubre el Proyecto Vitrinas acoge la propuesta expositiva de Alexander Apóstol Modernidad Tropical o cómo lograr que el lobo feroz no destruya la casa de papel, una instalación específica para este espacio que critica la adopción de los modelos del Movimiento Moderno en la Caracas de los años 50, la instrumentalización del estilo por parte del estado venezolano y las consecuencias posteriores del desarrollismo en las condiciones de vida actuales de sus habitantes.

La jornada viene a completar los esfuerzos del museo por explorar en profundidad el trabajo del artista venezolano Alexander Apóstol. Considerando la necesidad de establecer una aproximación a la obra de este artista desde parámetros teóricos, expositivos y de divulgación didáctica, y para generar conocimiento a través de distintos formatos, se plantea una discusión más amplia acerca de los remanentes de este movimiento que permitan que el público pueda tener más elementos para elaborar su propio discurso acerca de este tema.

María Inés Rodríguez, Comisaria de la exposición, ha editado para MUSAC, una publicación de índole teórico, que supone la primera monografía retrospectiva de Alexander Apóstol, donde se documenta su trabajo de investigación acerca del Movimiento Moderno en Latinoamérica a partir de textos de Cuauhtémoc Medina (México. Crítico de arte), Julieta González (Venezuela. Curadora Asociada de arte latinoamericano de la Tate Modern de Londres) y Juan Herreros (España. Arquitecto)

Esta actividad se enmarca dentro de la programación del V Aniversario de MUSAC hasta enero del próximo año, dedicada en exclusividad a Latinoamérica.

Reacción en cadena con efecto variable, una pieza de Carla Zaccagnini
El 18 de septiembre se presenta, como parte integrante de la exposición Para ser construidos del Laboratorio 987, la instalación Reação em cadeia com efeito variável de la artista residente en São Paulo Carla Zaccagnini. La obra consiste en un parque de columpios conectados entre sí por un complejo sistema hidráulico-mecánico que se acciona por la utilización simultánea de las piezas que lo componen, produciendo un resultado. La instalación, presentada en la 28ª Bienal de São Paulo, recientemente donada por la artista a la Colección MUSAC, parte del principio físico de que toda acción conlleva una reacción. La pieza, quedará instalada de forma permanente en el exterior del museo, para el uso y disfrute del público, especialmente niños y adolescentes, y así regenerar el entramado urbano que circunda al edificio, como espacio social y colectivo.

El parque está compuesto por un columpio, "un sube y baja", un carrusel y dos tumbonas. El primero y el segundo tienen un sistema de bombas bajo ellos que, cuando se accionan al jugar en las atracciones, permiten que el agua se mueva por unos conductos hasta una caja elevada con una válvula. Si al mismo tiempo alguien está acostado en una tumbona, su peso provoca que la válvula se abra, haciendo funcionar una bomba de Monjolo y produciendo que salga un chorro de agua de una fuente. Por otro lado el "gira gira" emplea otro sistema, llamado tornillo de Arquímedes, de modo que cuando se utiliza, produce la misma operación (extraer un chorro de la fuente) siempre y cuando la segunda tumbona también esté ocupada. Por tanto es necesario que todos los columpios sean utilizados por personas a la vez para que se produzca un resultado evidente el movimiento de los columpios y un resultado inesperado para los usuarios la activación de las fuentes como consecuencia del trabajo colectivo.

La obra no sólo alude al sentido de comunidad y al trabajo colectivo. En un primer nivel de lectura de Reação em cadeia com efeito variable, la forma del resultado es apriorísticamente previsible, es decir, la persona que ejerce una fuerza cuando desciende en un sube-y-baja, es consciente de que su acción permite que la otra persona ascienda. En cambio, existe la posibilidad de que el trabajo realizado conlleve también unas consecuencias no valoradas previamente, imperceptibles y por tanto incontrolables. Ésta dualidad de planos (el esperado y el inesperado o sorprendente) que también aparecen con frecuencia en el lenguaje, es un tema recurrente en la obra de Zaccagnini, dado el interés de la artista por el concepto de discurso: cómo se estructura, desde qué elementos se construye, lo que revela, y cómo se puede deconstruir y recomponer para al final resignificarlo.

Afincada en São Paulo desde los 8 años, la obra de Carla Zaccagnini se caracteriza por proponer reflexiones sobre el conocimiento, las construcciones mentales, las instituciones, las percepciones o las representaciones, reflexiones todas ellas que actúan como puntos de partida para la ejecución de actividades llevadas a cabo por la colaboración de terceras personas, que complementan el interés de la artista por hacernos ver cómo percibimos el mundo.

Presente en numerosas exposiciones individuales y colectivas, destacan: "No. It is opposition", Art Gallery of York University, Toronto, Canadá (2008), "Selection of Award-Winning Artist at Arteamericas", Cisneros Fontanals Art Foundation - CIFO, Miami, USA (2008), "Museu das Vistas", Ersta Konsthall, Nationalmuseum, Estocolmo, Suécia (2007) o "Cité Action", Assenede, Bélgica (2006).
53 Votos  Votar
7308 Lecturas
FOTOS
nexo5.com
Miércoles, 15 de Septiembre de 2010
Reacción en cadena con efecto variable, de la artista argentina afincada en Brasil Carla Zaccagnini, una escultura interactiva que se situará de forma permanente en una de las zonas ajardinadas de la plaza del MUSAC (León - España)
INFORMACIÓN ADICIONAL
Enlace relacionado externo   
TEMAS Arquitectura,
ETIQUETAS musac,
COMENTARIOS
No hay comentarios
ESCRIBIR UN COMENTARIO
Compartir

© nexo5.com :: Since Sep 20, 2006 - All rights reserved