magacín
AÑO 8 - Miércoles, 20 de Agosto de 2014 10:42 GMT    - Magacín digital de cultura contemporánea
Vídeos | Fotos | Audios | Archivos | Especiales | Suplementos | Redes | nexo5.com Press : Registro : Login
Cuadros de historia hoy: el pintor José Otero critica la sociedad del espectáculo
© José Otero.
El Proyecto I.
195 x 210 cm.
Martes, 25 de Agosto de 2009   Colonia, Alemania,
Una mujer joven parece tener su pensamiento en el recuerdo o quizás sueña con una situación venidera. Está sentada sobre su cama, mientras por el suelo se esparcen sus papeles diarios, en un desorden escenificado. Es uno de los cuadros de gran formato del pintor José Otero (Las Palmas, 1979) que pueden verse hasta el 29 de agosto en la galería 100 kubik de Colonia en la exposición "Rund um die Figuration" junto a las obras de Victor Dolz y Samuel Salcedo.

Lo especial en ese cuadro de Otero es que ha pintado una escena cotidiana en formato de cuadro de historia. A través de la pintura convertida en narración, obtenemos los datos necesarios para identificar al personaje, sus gustos, la ciudad donde vive, su estatus social, su trabajo. Durante siglos este honor se reservó precisamente a las escenas que se sustraían de lo insignificante y representaban individuos ejemplares en situaciones paradigmáticas. José Otero reconduce la existencia al plano de la historia, lo personal al plano de lo político y consigue con ello que la insignificancia de la escena sea la que da sentido al papel de esta mujer sola.

A Otero no le interesa la representación fotográfica de los temas, aunque capte con la cámara las imágenes que utiliza. Sus pinturas descontextualizan el espacio y el tiempo y provocan una extrañeza en el espectador a pesar de la cotidianeidad de los temas empleados. Elementos conocidos se convierten en extraños, a veces por la composición, por la exageración del motivo, por el empleo de texto o por mostrar solo un fragmento del personaje. No hay una crítica social directa en los cuadros, pero sí la hay en el artista. Su manera de transmitir todo ello es muy sutil: constata la realidad de una manera científica y el resultado se acerca al de un decorado. El decorado de la vida misma, el de un mundo frío y en ocasiones deshumanizado en el que resulta difícil identificarse, ya que Otero analiza el desmontaje sistemático de los valores que sufre la sociedad del espectáculo en que vivimos. Sus personajes son reales aunque todo apunte lo contrario.

José Otero sigue pautas muy clásicas en cuanto a los materiales al emplear el óleo sobre lienzo. El grosor de sus superficies es generoso y las pinceladas se ordenan de acuerdo a la distancia que el espectador debe respetar para visualizar la obra en su conjunto, investigando sus efectos visuales. El suyo es un proceso lento de trabajo que le obliga a largos periodos de secado de las capas que van conformando la pintura, una manera quizás desacostumbrada para los tiempos actuales que parecen exigir resultados rápidos.

La pintura de Jose Otero aporta una nueva mirada de la representación. Sus cuadros necesitan del tiempo para imbuirse en ellos e ir descifrando sus niveles de significación. Estamos ante un artista relevante, como lo demuestra su participación en importantes colectivas y su gran individual en el 2008 en las salas de Arte Contemporáneo del Gobierno de Canarias con 50 de sus obras.
INFORMACIÓN ADICIONAL
259
Votar
1 Traducciones   ( Deutsch, )
Enlace relacionado externo http://www.100kubik.de
TEMAS Artes Visuales,
ETIQUETAS 100kubik,
8647 Lecturas
COMPARTIR EN REDES
COMENTARIOS
No hay comentarios
AYUDA

Nickname  

Email  

Código 
* Asunto  

Link  

Comentario   
   
*
* Requeridos      
ÚLTIMAS ETIQUETAS
TEMAS
DESTACADOS

COLABORACIONES

---------------------

Moreno Bros.

Eventos, espectáculos y audiovisuales

---------------------

nexo5.com magacín

Magacín digital de cultura contemporánea líder en español

[ Acerca ] [ Contacto ] [ Términos de uso ] [ I+D ] [ Firmas ] [ Zona privada ]
| | Since Sep 20, 2006 | © All rights reserved |