Magacín digital de cultura contemporánea
AÑO 15 - Domingo, 1 de Agosto de 2021 a las 17:01:02 - Madrid (Spain-Europe)
Los Penetrados. El último trabajo de Santiago Sierra en la galería Helga de Alvear
Compartir
© Santiago Sierra
Acto 5
Cortesía Helga de Alvear
Jueves, 22 de Enero de 2009   Madrid, España,
El nuevo trabajo de Santiago Sierra se relaciona directamente con la línea desarrollada en obras como “111 construcciones hechas con 10 módulos y 10 trabajadores, Zurich, 2004” o bien “Ordenación de 12 parapetos prefabricados, Israel 2004”. En ellas una serie de formas geométricas son combinadas por el artista de distintas maneras.

Estas obras enlazan con en minimalismo a través de una herencia tanto estética como conceptual. Los cuerpos geométricos utilizados se refieren a una cita formal directa mientras que (y por encima de todo) permanece una intención conceptual heredada de ese movimiento en la que esos mismos objetos no son única y exclusivamente lo que son.

“Los penetrados
” parte de una propuesta muy parecida: de la combinación de 110 elementos de dos colores y de dos géneros, tomados en parejas. En este caso, sin embargo, en lugar de ser cuerpos geométricos sólidos son cuerpos humanos. Esto es: hombres negros, hombres blancos, mujeres negras y mujeres blancas combinados entre si de dos en dos teniendo en cuenta si penetran o son penetrados. Las caras han sido borradas digitalmente para acentuar el carácter puramente modular de los intérpretes.

La acción se divide en ocho Actos; tantos como combinaciones se establecen entre los cuerpos activos y pasivos de negros y blancos: blanco-blanca, blanco-blanco, blanco-negra, blanco-negro, negro-negra, negro-negro, negro-blanca, negro-blanco.

El punto de partida teórico son grupos de 10 parejas sobre las que hay que aplicar la disponibilidad de la realidad actual en España. La geometría estructural teórica de la acción queda reflejada en una trama formada por las 10 mantas sobre las que se van a colocar las sucesivas parejas. Frente a esto, la realidad de la propuesta se manifiesta cuando alguna de las mantas queda vacía en aquellos Actos en los que las circunstancias no han podido proporcionar los elementos/intérpretes necesarios para llevarla a cabo. De esta forma en el Acto 3 sólo hay 3 parejas, ya que la presión policial hizo que la mayoría de las mujeres convocadas no se presentaran. Los condicionantes sociales y culturales, por su parte, dificultaron el encontrar varones pasivos de raza negra.

Las mantas grises construyen por lo tanto la trama perfecta sobre la que, con posterioridad, se aplicarán los condicionantes de la realidad. Los vacíos son una representación visual de la composición de la sociedad española actual. La propuesta de Sierra en números exactos y perfectos tiene que ajustar cuentas con la realidad como en anteriores ocasiones.

De espaldas a los ejecutantes un espejo en ángulo multiplica las parejas y los puntos de vista. El espejo como lugar de representación pero también como recurso para hacer extensivo al espectador lo que está ocurriendo en la pantalla: en el espejo uno se puede ver reflejado al tiempo que, al duplicar a los ejecutantes, parece abarcar a la sociedad al completo.

El elemento final de la acción es la penetración. Si habitualmente se identifica penetración con posesión (incluso en el diccionario y en el lenguaje literario llegan a ser sinónimos) la penetración anal tiene siempre una connotación negativa. Incluso en los momentos álgidos de la revolución sexual la reivindicación del sexo anal ha sido la más difícil y en casi todas las lenguas existe una expresión que identifica la penetración anal con el desprecio hacia el que es penetrado. Este trabajo se llama “Los penetrados”, así que es en ellos, en su pasividad y sumisión, en quienes recae el protagonismo.

Hay otra serie de trabajos de Sierra en los que pone en evidencia el funcionamiento de la sociedad capitalista y de mercado al remunerar a los participantes de sus acciones. En algunas de ellas se mezclan elementos como la remuneración y la variación de cuerpos geométricos (“Elevación de seis bancas, Munich, 2001”) o la remuneración y el sexo (“Diez personas remuneradas para masturbarse, La Habana, 2000”). “Los penetrados” no es una de ellos.

Aunque los actores hayan sido remunerados por su participación en la obra, esta no sólo se refiere a las relaciones establecidas entre el sexo y el intercambio económico, sino que utiliza el sexo como metáfora de las relaciones sociales que se establecen entre individuos de ambos sexos de raza blanca y negra.

Esta obra fue realizada el 12 de Octubre, otrora Día de la Raza y Fiesta Nacional de España.
343 Votos  Votar
16799 Lecturas
INFORMACIÓN ADICIONAL
Enlace relacionado externo   
TEMAS Artes Visuales,
ETIQUETAS helga de alvear,
COMENTARIOS
No hay comentarios
ESCRIBIR UN COMENTARIO
Compartir

© nexo5.com :: All rights reserved :: Since Sep 20, 2006 -