Magacín digital de cultura contemporánea
AÑO 15 - Domingo, 1 de Agosto de 2021 a las 16:31:05 - Madrid (Spain-Europe)
REPORTAJE
El Reina Sofía ofrece una mirada hipertextual de su colección
Compartir
Colección Reina Sofía
Vista del Museo
Foto: nexo5.com
Miércoles, 27 de Mayo de 2009   Madrid, España,
El museo de autor ha llegado. Manuel Borja-Villel y su equipo han presentado el trabajo que, sobre la colección permanente del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, han venido realizando durante el año que llevan al frente de la institución madrileña. Una nueva mirada, alejada de los cánones habituales, que expone, en casi 8.000 metros cuadrados divididos en 38 salas, más de 1.000 obras de las 17.000 que componen la colección del museo. De ellas, 137 son nuevas adquisiciones y unas 400 no se mostraban en el discurso anterior de la colección. Pasen y vean.

La nueva distribución de la colección del museo ofrece un discurso nuevo y con verdadera voluntad de innovación. Las obras, sin dejar de estar sometidas a cierta narración cronológica, se distribuyen en microespacios, los cuales se han planteado como auténticas exposiciones temporales. Se nota el mimo puesto en cada sala, donde se albergan a la vez diferentes formatos expositivos (vídeo, vitrina documental, proyección, pintura, instalación), y donde el arte habla con un discurso hipertextual, enredado en los nodos fundamentales que la historia contemporánea ofrece. Así el espectador puede navegar por las salas y encontrarse a la vez pintura de diferentes autores, de diferentes épocas, junto a cine que formalmente tiene relación con dicha pintura, el cual se muestra frente a documentos de una misma época, cuya estética puede estar alejada o no de la pintura expuesta. Se le ofrece al espectador la posibilidad de navegar por el museo como se hace por internet, pulsando hiperenlaces que enriquecen la información, el conocimiento. Así, cada sala, inundada de esta transversalidad formal y cronológica, ofrece una micronarración para ser disfrutada en su misma contemplación, pero también para ser disfrutada en red respecto de otras salas, de otros lugares y de otras memorias.

El espacio y el icono
Es imposible desgranar aquí una visita que hay que hacer con la tranquilidad de quien pasea por la historia y tiene el gusto de detenerse, siquiera de vez en cuando, en el detalle. La colección del museo Reina Sofía ocupa varias dependencias repartidas en sus dos edificios, el de Sabatini y el de Nouvel.

La planta 2 del edificio de Sabatini está enteramente dedicada a la colección y va desde el principio de la modernidad (ofrece por primera vez grabados de Goya), hasta la estética y la documentación de la Guerra Civil Española. Lumière y Keaton se hacen un hueco en las primeras salas. También Sorrolla, antes ausente, frente a la España negra de Zuloaga y Solana. Las maneras cubistas, su florecimiento y su influencia en el modernismo hasta tensionarlo. El surrealismo y las particularidades de los español. La generación del 27, con la incorporación, por primera vez de dibujos de Lorca y el cine de Buñuel. Los años 30 y la incruenta batalla entre Modernismo y Vanguardia, de los que el Reina Sofía acoge una de las mejores colecciones del mundo. Por último, la Guerra, sus poéticas, sus estéticas, sus documentos. Este último apartado estremece con las fotografías de Capa y Alfonso, los dibujos de la Guerra de Quintanilla o Grosz, Las Hurdes de Buñuel o Spain, 1936 de Dreyfus.

En esta misma planta se encuentra El Guernica de Picasso, en la misma ubicación que hemos conocido hasta ahora, pero mejor iluminado y con mayor espacio lateral. El icono, pues, está igual, pero mejor arropado por todo lo que rodeó su primera exposición en París.

La planta 4 de Sabatini está parcialmente ocupada por la colección. En ella se albergan la pintura americana de postguerra, el traslado del foco cultural de París a Nueva York; la España de postguerra (Luis García Berlanga también); el neorrealismo en España (Masats, Catalá Roca y Marco Ferreri, entre otros); la materia (Millares y Tàpies, pero también una sala magnífica dedicada a Oteiza); los años 50 y 60 en Europa (Lucio Fontana y un esfuerzo por un Palazuelo antes olvidado); el realismo de Antonio López y el final de la modernidad (pintores y modelos de Picasso, y la pintura en contra de la pintura de Miró se enfrentan en un diálogo cuando menos interesante).

Al edificio Nouvel llega lo más contemporáneo de la colección: los no lugares, la teatralidad, la obra digital, los discursos en red, las narraciones de lo global, el concepto (y su especificidad española), la pintura madrileña, la identidad. Adquisiciones recientes en las últimas ediciones de ARCO, los fenómenos de masas, el pensamiento crítico, se exponen junto a discursos ya asumidos como el Minimal, el Arte Povera o el Pop. El discurso expositivo está basado en los mínimos comunes y ofrece la misma estructura narrativa que lo expuesto en Sabatini, pero abierto a la interpretación de lo que inevitablemente está todavía por escribir. “El trabajo intelectual está siempre por hacer” afirma Borja-Villel, quien concluye que “este nuevo vocabulario no es sino el principio del trabajo”.

Claves para una visita
1 Procúrense un plano o déjense guiar por la nueva cartelería funcional que estrena el museo.
2 Observen cada sala con la inocencia intelectual de leer un cuento por primera vez.
3 Piensen en cada sala como en un cuento que empieza y acaba en sí mismo, pero cuyos personajes pueden aparecer en otros cuentos, en otras salas.
4 Observen cada una de las obras de manera individual y como un conjunto formado por las otras que las acompañan en la sala, preguntándose qué tienen en común todas ellas.
5 Si no encuentran cosas comunes, busquen lo que las diferencian de manera radical.
6 Naveguen por la historia y por las historias personales que guarda su memoria individual y confróntenlas con las obras.
7 Abandonen la sala y acudan a otra con la inocencia intelectual de leer un cuento por primera vez.
286 Votos  Votar
16124 Lecturas
FOTOS
© Cristina Iglesias
Sin título (Celosía III), 1998
Madera, resina y polvo de cobre
Colección Reina Sofía
© Francesc Catalá Roca
Cenicienta en la Gran Vía, 1950-2003
Gelatinobromuro de plata virado al selenio sobre papel
Colección Reina Sofía
© Joaquín Sorolla
Saltando a la comba, La Granja, 1907
105x166 cm.
Óleo sobre lienzo
Colección Reina Sofía
© Salvador Dalí
El Gran Masturbador, 1929
Óleo sobre lienzo
Colección Reina Sofía
AUDIOS
nexo5.com

Manuel Borja-Villel en el acto de presentación de La Colección del Reina Sofía. La presentación se celebró en el Salón de Actos del Museo, en Madrid, el 26 de mayo de 2009.
Idioma: Español
Duración: 25'10''

INFORMACIÓN ADICIONAL
Enlace relacionado externo   
TEMAS Artes Visuales,
ETIQUETAS mncars,
COMENTARIOS
No hay comentarios
ESCRIBIR UN COMENTARIO
Compartir

© nexo5.com :: All rights reserved :: Since Sep 20, 2006 -